EN CRISIS

La crisis inmobiliaria en pueblos y ciudades ha dejado al descubierto aquellas zonas a medio construir, con sus calles, farolas y pavimentos a medio acabar, sin rastro alguno de edificios a su alrededor. En las fotografías se percibe una sensación de abandono y dejadez de aquellos terrenos que forman parte de nuestro mobiliario urbano, que se va degradando a medida que pasa el tiempo.